En un caso de fraude de fertilidad, un jurado otorgó casi $9 millones a las familias involucradas

Un jurado otorgó a tres familias casi $ 9 millones después de que un especialista en fertilidad de Colorado fuera acusado de usar su propio esperma para inseminar a tres madres que habían buscado donantes anónimos.

El Dr. Paul B. Jones y su clínica, Women’s Health Care of Western Colorado, fueron declarados culpables por el jurado el miércoles por la noche.

Una mujer que contestó el teléfono en la casa de Jones cuando llamó un reportero indicó que se suponía que no debían conversar. Sus abogados no respondieron a una solicitud de comentarios por teléfono o correo electrónico.

Jones y su clínica fueron acusados ​​de usar su propio esperma en siete inseminaciones artificiales entre 1979 y 1985.

“Nuestro objetivo nunca fue el dinero”, dijo. “Fue para verlo en la corte”.

Algunas familias se establecieron con Jones, dijo Maia Emmons-Boring, una de las que buscaron un juicio. La residente de Texas se enteró a través de una prueba de ADN casera hace más de tres años que el hombre al que ha llamado padre toda su vida no era su pariente genético.

El premio del jurado siguió a un juicio de $5 millones contra un médico de Vermont el mes pasado. Las dos decisiones sentarán un precedente para los casos de fraude de fertilidad en todo el país, dijo Jody Madeira, profesora de derecho de la Universidad de Indiana y experta en fraude de fertilidad.

“Estos dos veredictos, uno al lado del otro, establecen que el público rechaza este estándar”, dijo Madeira. “Saben que ese nunca fue el estándar de atención y lo encuentran grotesco”.

El veredicto de Colorado también se produjo días después de que los legisladores estatales presentaran un proyecto de ley para brindar mayores protecciones a las personas concebidas por donantes.

Resumen de noticias:

En un caso de fraude de fertilidad, un jurado otorgó casi $ 9 millones a las familias involucradas. Consulte toda la cobertura de las últimas actualizaciones de noticias tecnológicas.