Estados Unidos ignora a Afganistán bajo su propio riesgo

A pesar de la abrumadora evidencia de lo contrario, la administración Biden continúa descuidando a Afganistán a riesgo de Estados Unidos, creyendo que abandonar el país después de dos décadas de participación militar fue una decisión prudente. Michael Rubin, académico residente del American Enterprise Institute (AEI), escribió para The National Interest que la Casa Blanca y sus partidarios en el Congreso están tratando de olvidar la caótica retirada de Afganistán. Según Rubin, la consecuencia es un dolor de cabeza político para muchos demócratas, que creen que los republicanos explotarán si retoman el Congreso en 2022. “Demasiados republicanos, por otro lado, ven a Afganistán únicamente como un medio para ajustar cuentas partidistas”.

“Sin embargo, tanto los republicanos como los demócratas le fallan a Estados Unidos si tratan a Afganistán solo como un fútbol político e ignoran las ramificaciones de la retirada que ahora son evidentes”, agregó. Esta crítica se produce cuando se han presenciado varios atentados con bomba en los últimos días. Las condenas han llegado de todos lados con llamados a una investigación adecuada y justicia para los fallecidos. El jueves, al menos nueve civiles murieron y otros 13 resultaron heridos en dos explosiones en Mazar-i-Sharif. El Estado Islámico (EI) se ha adjudicado la autoría de las explosiones gemelas en la ciudad afgana.

Este es el último de una serie de atentados con bomba para sacudir Afganistán y se produce pocos días después de una explosión en una mezquita chiíta en Mazar-i-Sharif donde decenas de personas murieron. Rubin argumentó que la administración de Biden puede haber malinterpretado la relativa calma que siguió a la retirada de Estados Unidos como una señal de que los talibanes podrían consolidar el control. “En realidad, la calma era ilusoria”.

Resumen de noticias:

Estados Unidos ignora a Afganistán por su cuenta y riesgoConsulte todas las noticias y artículos de las últimas actualizaciones de noticias mundiales.